Preguntas Frecuentes

El trasplante autólogo o alogénico intrafamiliar de sangre de cordón umbilical es alta tecnología biomédica que requiere de la máxima calidad en la recogida, procesamiento, análisis y conservación de la muestra.

SI ESTÁS PENSANDO EN CONSERVAR LA SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL DE TU HIJO NO BASES TU DECISIÓN EN EL PRECIO. TOMA EN CONSIDERACIÓN OTROS FACTORES QUE SON DETERMINANTES PARA LA VIABILIDAD DE LA MUESTRA EN UN HIPOTÉTICO TRASPLANTE.

No todas las empresas son iguales, algunas no son bancos, son meros intermediarios. Si te han hablado de otros, antes de decidirte, valora lo que ofrecen con cuidado. En muchos casos se dan informaciones tendenciosas, o son empresas con prácticas no recomendables.

VidaCord, el primer banco de sangre de cordón autorizado en España, cumple con todos los requisitos necesarios para ofrecerte la máxima calidad en el proceso, garantizándote un rápido procesamiento de la sangre del cordón, lo cual reduce al mínimo la muerte celular, consiguiendo una muestra óptima para su trasplante.

A continuación, te presentamos algunas de las cuestiones que debes tener en cuenta antes de decidir con quién contratar el servicio de procesamiento y conservación de la sangre de cordón de tu hijo.

¿Una persona puede usar las células madre de su propio cordón en caso de trasplante?

La falta de información hace que muchas personas piensen que el trasplante autólogo de células madre no funciona. Sin embargo, esta afirmación es falsa.

  • El trasplante autólogo es aquel en el que el donante es el propio paciente.
  • El trasplante alogénico es aquel en el que el donante es otra persona diferente del propio paciente. Generalmente suele ser una persona emparentada, un hermano es la mejor opción.

El trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas es un tratamiento habitual en diferentes enfermedades, como los linfomas, mielomas y ciertas leucemias. En España se realizan cientos de trasplantes autólogos cada año, con células madre sanguíneas procedentes de la sangre periférica, en los distintos hospitales acreditados.

Este tratamiento no se puede aplicarse en enfermedades congénitas, porque las células madre del cordón del paciente ya tenían la carga genética de la enfermedad, pero sí pueden utilizarse cuando la enfermedad ha sido adquirida. En el caso de las leucemias, las congénitas suponen solo un 12%, la mayoría se adquieren con la edad y por lo tanto las células madre del cordón del paciente están limpias.

Además, las células autólogas tienen una amplia gama de posibles aplicaciones en el campo de la medicina regenerativa, ya que eliminan el riesgo de rechazo que produce la enfermedad de injerto contra huésped.

¿Por qué VidaCord procesa la muestra antes de congelarla?

Existe una empresa que afirma no separar los glóbulos rojos ni el plasma antes de congelar la muestra (fraccionamiento), debido a que podría perjudicarla al perderse células en el proceso. Literalmente, afirman en su publicidad: “De acuerdo con las autoridades alemanas, hemos optado por preparaciones completas, evitando procedimientos de separación de glóbulos sanguíneos donde se pierden numerosas células madre”.

Indican, sin embargo, que realizarán el fraccionamiento en el futuro, cuando esa muestra llegue a necesitarse, para eliminar los glóbulos rojos que no se pueden trasplantar. Con este procesamiento el ahorro es evidente ya que se evita un paso que supone >200 € por unidad. Pero hay que tener en cuenta que la congelación y descongelación de los glóbulos rojos producirá la ruptura de sus membranas, con la consiguiente liberación de sus componentes intracelulares, que son citotóxicos extracelularmente, afectando con ello a las células madre que se pretenden conservar. La justificación de esta empresa es altamente discutible, ya que cuando se precise utilizar la muestra para trasplante se ha de proceder al procesamiento omitido inicialmente, realizándolo sobre células que ya han sido afectadas por la liberación de sustancias intracelulares de los glóbulos rojos que hayan estallado durante el proceso de congelación.

VidaCord, a pesar del coste superior de procesamiento que supone, prefiere separar estas células sin núcleo, que son inútiles para un uso posterior y pueden ser perjudiciales para la muestra. Además, al hacerlo con el sistema BIOSAFE logra una recuperación celular promedio por encima del 95% (internacionalmente se considera aceptable un valor a partir del 60%). Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la recuperación, significa que hemos logrado mantener vivas un mayor número de células nucleadas, que es lo que se pretende para conseguir unidades de alta calidad.

¿Me pueden quitar la muestra?

Tras procesar la muestra en nuestro laboratorio de Madrid, la decisión de conservarla en Madrid o en Reino Unido está en manos de la familia.

Las muestras privadas preservadas en bancos autorizados ubicados en España están sujetas a la disponibilidad universal, para hacerlas accesibles en procedimientos de búsqueda de donantes compatibles cuando no se existieran otro donante efectivo o unidades compatibles y disponibles de SCU.

Por el contrario, las muestras privadas preservadas en bancos autorizados ubicados fuera de España, salvo que lo establezca así la normativa del país, no están sujetas a dicha disposición universal, considerándose estrictamente depósitos privados no donables.

¿Es aconsejable el control periódico de la muestra?

Algunas empresas ofrecen como garantía un control de las muestras cada 5 años, sin reflejarlo por escrito.

Hay que señalar claramente que no son posibles estos controles periódicos. Lo único exigible es mantener adecuadamente en nitrógeno líquido, sin manipular la SCU hasta el momento del trasplante.

Además, no se deben someter a oscilaciones de temperatura (en ningún caso cabe descongelar para realizar análisis y volver a congelar, se produciría la destrucción de algunas de las células).

Por tanto, el único control posible y necesario es el de comprobar que el tanque mantiene sus niveles de nitrógeno líquido, la actividad más elemental de tele-vigilancia de cualquier banco.

¿Qué responsabilidad tiene la empresa en el transporte?

La empresa debe responsabilizarse de la recogida y del transporte de la SCU, para hacerla llegar al laboratorio en el que se procesa. Esa garantía debe ofrecerse tanto si los servicios de la empresa de conservación de SCU se encargan de ambos aspectos (recogida y transporte), como si utiliza una agencia de transporte especializada para el traslado.

VidaCord se encarga tanto de la recogida como del transporte a través de sus empleados o de servicios de transporte especializados para hacerla llegar al laboratorio que tiene en el parque científico y tecnológico de Alcalá de Henares. Así, la unidad llega hasta sus instalaciones sin pasar por manos de intermediarios inexpertos. Si la recogida es en Madrid, en muchos casos todo el proceso lo realiza Vidacord. En los demás casos, VidaCord utiliza una agencia de transporte especializada y autorizada para el transporte de células y tejidos humanos.

Siempre que es posible, los envíos de VidaCord se hacen por carretera hasta el laboratorio. Al no tener que viajar la unidad en avión se minimizan las posibilidades de error o incidencia con la unidad.

¿Por qué se debe transportar la muestra a temperatura ambiente?

Lo primero que hay que saber para responder a esta pregunta es que la sangre en nuestro cuerpo está a 37 grados centígrados.

Existe una empresa que ofrece el transporte de la muestra en contenedores especiales a temperatura de 4 a 10º, algo que también es recomendado por el Plan Nacional de Cordón Umbilical. ¿No es mejor hacerlo así, en lugar de transportar la muestra hasta el laboratorio a temperatura ambiente?

Transportar la unidad a temperaturas inferiores frena el potencial crecimiento de bacterias contaminantes. Esto es importante si la muestra va a tardar mucho tiempo en ser procesada, para evitar la contaminación que impediría su uso. El Plan Nacional de Cordón utiliza este criterio porque el circuito logístico de la donación pública implica el traslado de la muestra a través de varios puntos: se guarda primero en la nevera del hospital, hasta que llega el turno del servicio de recogida que la trasporta al centro de hematología regional, donde se realizan las primeras comprobaciones para que, si cumple los criterios de volumetría, ser finalmente trasladada al banco público.

VidaCord procesa la mayor parte de sus muestras en menos de 24 horas, por lo que no necesita transportar las muestras en frío. Se evitan así los cambios bruscos de temperatura que pueden provocar muerte celular y consiguientemente disminuir la calidad de la muestra.

Las mejores prácticas hasta la fecha sugieren que, si no transcurren más de 24 horas desde el parto hasta el procesamiento de la muestra, es mejor que la unidad viaje a temperatura ambiente (entre 23º – 28º C), protegida por geles especiales que amortiguan los cambios térmicos, como parece lógico deducir del hecho de que la temperatura natural de la sangre es la que hay en nuestro cuerpo, es decir 37 grados.

¿Puedo trasladar mi muestra a cualquier hospital del mundo?

VidaCord garantiza el traslado de la unidad de sangre criopreservada a una institución autorizada de respaldo en cualquier parte del mundo, tanto desde Madrid como desde Reino Unido, gracias a acuerdos de transferencia internacionales.

Si durante la vigencia del contrato la familia requiriera la muestra almacenada para su aplicación con fines terapéuticos o para la eventual fabricación de un producto medicinal, la familia deberá notificárselo por escrito a VidaCord.

VidaCord enviará la muestra al centro sanitario de aplicación indicado por la familia sin coste alguno.

¿Es importante el tiempo que transcurre entre el parto y la llegada de la unidad al laboratorio?

El tiempo que transcurre entre la extracción de la sangre del cordón umbilical y su procesamiento en el laboratorio influye de manera fundamental en la calidad de la unidad

Como se puede observar en los siguientes gráficos, todas las unidades van sufriendo muerte celular con el paso de las horas. Cuantas menos células vivas lleguen al laboratorio, menos útil será la unidad si hay que utilizarla en algún momento.

Contratar el servicio de criopreservación de las células madre del cordón umbilical con un intermediario de un banco extranjero significa que la sangre tiene que viajar desde el hospital hasta su laboratorio fuera de España sin ser procesada.

¿Puedo confiar en el cultivo y la expansión celular?

Aunque la SCU es una mejor alternativa terapéutica que la sangre periférica, o la médula ósea para trasplante, frente a determinadas enfermedades, su principal desventaja es que en el volumen que se puede recoger hay relativamente pocas células.

Actualmente el Dr. John Wagner, junto a laboratorios Novartis, son precursores en investigación sobre expansión celular, donde se ha logrado la expansión de células madre de la SCU en diecisiete pacientes, se comprobó que las células podían expandirse hasta 328 veces.

¿Es mejor guardar la muestra dividida en dos sitios?

Una empresa ofrece esta supuesta ventaja. La muestra se procesa en un laboratorio y luego se divide en dos partes, que son enviadas a conservar en localidades distintas.

La supuesta ventaja es que, si una de las dos se perdiera, podría seguir utilizándose la otra. La realidad es que, si esto ocurriera, la mitad de una muestra no sería válida porque la cantidad de células resultaría insuficiente para un trasplante.

Está demostrado que para trasplante de progenitores hematopoyéticos se precisa la mayor cantidad posible de células madre. Cuando se trasplanta un número insuficiente de células, el injerto se produce con lentitud y la reconstitución del sistema inmunitario es más pobre, aumentando la probabilidad de fracaso del trasplante, especialmente en pacientes adultos y jóvenes.

No es ético presentar como ventaja algo que en la realidad resulta inútil. Además de plantear serios problemas logísticos, resulta evidente que se incrementa el riesgo al manejar muestras divididas para ser enviadas a dos depósitos distintos, donde deben estar perfectamente identificadas. Por tanto, dado que la SCU solo se puede utilizar una vez, este doble depósito carece de sentido.

¿Es necesaria alguna acreditación?

No hay ninguna ventaja en que el banco tenga una u otra acreditación a la hora de realizar un trasplante fuera de España.

VidaCord se rige por el Real Decreto Ley 9/2014 que nos autoriza como banco privado de sangre y tejido de cordón umbilical, acorde con la normativa internacional y que no exige la posesión de ninguna autorización extra.

Además, procesamos las unidades con tecnología Sepax Biosafe que sigue las condiciones GMP.

¿Qué ventajas tiene conservar un trozo de tejido de cordón además de la sangre?

En el cordón umbilical se encuentra la gelatina de Wharton, un tejido conectivo laxo mucoso, que está conformado por células mesenquimales en mucha mayor cantidad que en la propia sangre del cordón.

Lo interesante de estas células es que son una fuente potencial de diversas estirpes celulares (neuronales, hepáticas, musculares, cardíacas y óseas), que podrían utilizarse para reparar ciertos tipos de daños funcionales.

Ver más información sobre las Ventajas del tejido de cordón.

¿Qué pasa con la muestra si VidaCord cesara su actividad?

Como banco privado autorizado en España, estamos obligados a tener un seguro de responsabilidad civil. Este seguro garantiza que la unidad de SCU almacenada seguirá conservada en el hipotético caso de cese de actividad de la empresa.

Nuestro seguro cubre cualquier posible contingencia relacionada con el procesamiento y conservación de la sangre del cordón umbilical.

La unidad conservada es propiedad de la familia, y VidaCord vela por su integridad en todo momento.

¿Para cuántos kilos de receptor sirve la muestra?

Algunas empresas aseguran que la unidad conservada será de utilidad para un trasplante en una persona con un determinado peso, incluso en adultos.

Sin embargo, esta afirmación no puede hacerse con total seguridad a nivel general, puesto que la cifra exacta de kilos para los que servirá la unidad en un futuro depende de numerosos factores, que a priori son imposibles de calcular. Entre ellos se encuentran la patología de la enfermedad a tratar, su estado, la compatibilidad entre paciente y donante, etc.

Por lo tanto, el cálculo de esta cifra solo puede realizarse llegado el momento en que se necesite la muestra, y variará en función de las condiciones de cada caso particular.

Lo que sí podemos afirmar es que cuanto mayor sea el volumen de la muestra y menor sea el tiempo de transporte desde el nacimiento hasta el procesamiento, mayor será la cifra de kilos para los que podrá ser utilizada esa muestra el día de mañana.

Por ello, VidaCord cuenta con una media de procesamiento de 19 horas y con una viabilidad celular altísima (96.7%), para asegurar que las muestras procesadas y criopreservadas tienen la mejor calidad.